RSS

Fajitas de pollo asado


Hoy traigo unas sanas y sabrosas fajitas de pollo asado picantes. Es una comida muy rica para toda la familia o para hacer a los invitados.


Ingredientes:
2 pechugas de pollo
Medio limón
Vino blanco
Aceite
Medio pimiento rojo
4 pimientos verdes
2 tomates
Queso rallado
Salsa picante de burrito o fajita
Polvo de fajitas
Tortitas de trigo



Elaboración:
En primer lugar precalentar el horno a 180º. Poner las pechugas de pollo en una fuente de horno. Añadir la sal y un chorro de limón por encima.


Añadir un chorro de aceite y otro de vino blanco por encima. Meter al horno durante una media hora, hasta que veas que están listas las pechugas.


Mientras están las pechugas en el horno, cortar los pimientos en juliana. Poner en una sartén un poco de aceite a fuego medio y añades los pimientos.


Sacar la pechuga y dejarla enfriar mientras haces la verdura.


Cortar los tomates en trocitos pequeños.


Cuando las pechugas estén templadas, con un tenedor y cuchillo corta el pollo y lo desmigas a tu gusto, resérvalo todo en un bol.


Cuando esté el pimiento ya medio pochado añadir el tomate en trocitos.


Seguir dándole vueltas, cuando esté todo pochadito, echa sal por encima de las verduras.


Añade un pelín de aceite y el pollo desmigado, da vueltas y déjalo a fuego medio durante unos minutos.


Echar los polvos de fajitas y remover bien.


Calentar las tortitas de trigo en el micro con unas gotitas de agua unos segundos. Luego echar la salsa picante, el relleno de pimiento y pollo y un poco de queso rallado.


Cerrar la fajita y estarán listas para comer. ¡Hazte todas las que quieras!



Desde luego es una cena de diez, y el pollo puedes prepararlo un día antes, o puedes preparar el relleno antes y luego solo sea calentarlo y preparar la fajita.




  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Pasta con sobrasada y miel



Hoy traigo una pasta a la sobrasada con miel gratinada. Es un plato sabroso y delicioso para un día de capricho. ¡pruébalo!

Ahora ya sabéis que no puedo comer nada de esto, pero esta pasta es una de mis preferidas, la hice hace tiempo y esperaba un buen momento para publicarla. ¡La mezcla es increíble!

Ingredientes:

1 sobrasada
Pasta 
4 quesos para gratinar.

Elaboración:

En una cazuela pon agua con sal y aceite y cueces la pasta. Yo he usado esta porque me encanta como queda cuando está gratinada. Reserva la pasta cuando esté lista. 


Pones los tomates en una cazuela a fuego medio y dejas que se vayan haciendo.
De vez en cuando tienes que ir machacándolos para que acabe quedando como una salsa espesa.
Coge la sobrasada en rodajas y la cortas en trocitos pequeños. Piensa que abra parte que se deshará y otra que comerás a trocitos, asi que córtalo según te apetezca comerlo.



Echarla en la cazuela cuando esté el tomate algo más triturado y esté como una salsita. Deja que la sobrasada se vaya cocinando y dorando un poco. Puedes ir machacándola un poco para que gran parte se deshaga y coja todo sabor.


Luego añade la cucharada de miel. Una es lo justo para que quede un toque dulce sin pasarse.   Mézclalo bien.
Cuando veas que queda una salsa de tomate con la sobrasada casi deshecha. Pon el gril a calentar en el horno. Añade la pasta y luego lo vas mezclándolo todo bien hasta que se empape la pasta bien.


Échalo en una bandeja y lo extiendes bien.
Luego echa el queso por encima por todas las esquinas para que se gratine. Mételo al horno hasta que veas que el queso queda crujientito y gratinado.
Tendrás un plato muy sabroso y crujiente. Eso sí ¡para un día de capricho! Que engorda un poquito.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Tortillitas veganas de patata


Hoy traigo unas mini tortillas veganas de patatas. Son deliciosas, crujientes y perfectas para todo tipo de alergias.


Las presento para el Reto Cocina de Película, que esta semana propone la peli "Receta Mediterránea"y, ¿Qué mejor que unas tortillas para representar la dieta mediterránea"


Ingredientes: (4 personas)
5 patatas grandes
2 cebollas
1 vaso de agua
4 cucharadas de harina de garbanzo
un poco de levadura
sal
aceite


Elaboración:

En primer lugar preparar 4 patatas y dos cebollas. Si no te gusta la cebolla puedes hacerlo sin, pero le da mucho más sabor.



Pela las patatas y las cebollas.


Corta las patatas en rodajas finitas y las dejas en un cuenco.


Poner aceite y el fuego a temperatura 6, para que se hagan poco a poco. Cuando esté caliente poner las patatas. 


Mientras se hacen las patatas poco a poco, pon en otra sartén la cebolla cortada a juliana, con un poco de aceite a fuego medio. Yo lo hago separado porque a mi madre se las hago sin cebolla porque tiene alergia, pero sino puedes hacerlo a la misma vez que las patatas.


Cuando la cebolla esté bien pochadita y la patata también, cojo la mitad de las patatas y las añado a la cebolla. Así tengo una mezcla con y otra sin.


En un cuenco pongo el agua fría con el harina y un poco de sal. Puedes añadir levadura así quedan más esponjosas.


Remover con un tenedor hasta que se quiten los grumos. Añadir la sal y la levadura y remover de nuevo.


Echar  la patata con la cebolla y remover.


Dejar reposar unos 20 minutos, para que espese el harina con toda la mezcla.


Poner aceite en una sartén a fuego fuerte y calentarla. Coger un cucharón de mezcla.


Echarlo sobre el aceite caliente. Si queda en montaña extenderlo con una paleta o algo un poquito.


Dejar que se haga bien por ese lado. A mi me gusta muy crujiente y dejo que se tueste bien, así además es más fácil darle la vuelta.


Ir haciendo así de 1 en una. Luego servirlas en un plato. 


Son perfectas acompañadas de verdura, en este caso de pimientos de piquillo y espárragos blancos.






  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS