RSS

Intensidad en la Casita de Cabrejas


Vida. Cuando vives en una ciudad no te das cuenta de que tu vida y emociones están cargadas de estrés y ansiedad, pero pierden poco a poco, sin percibirlo, intensidad. Y no nos engañemos, la intensidad es lo que alumbra los días y nos da esperanza y fuerza, vivir intensamente nos mantiene despiertos. Pero en las ciudades confundimos a menudo vivir con ansiedad con vivir con intensidad.




Cuando sales del tumulto, solo oyes el riego en un campo donde se pierde la noción del tiempo, las regaderas aletean con el aire colgadas de un árbol centenario y, tomas un café y devoras un libro donde te sientes el protagonista de la historia... 




La compañía, una madre que pasea por la vida con pies de roca y que se pierde, en ocasiones, entre nervios que afloran en una ciudad de problemas desmedidos...Dos personas que, descansamos unidas en momentos en los que el mundo parece echarse encima. Y, solo pedimos la intensidad que ofrece la calma en un entorno de madera discontinua y pájaros trinando al renacer el alba.




Aquí, emocionándote por los pequeños instantes de naturaleza plena...eso es realmente vivir con intensidad.



Todo lo que he comido aquí ha sido delicioso: salmorejo, ensalada de queso de cabra, tostas de salmón....pero los postres es lo que más nos
 sorprendió. Unos cubitos de bizcocho con mousse de yogur cubiertos con diversas mermeladas.






Ayer mismo, visité Cuenca, llena de coloridas y emocionantes bodas. Divertido es ver como todas las mujeres que asistían a este evento, cansadas de caminar con unos tacones fulminantes por el camino de piedras tan irregular, se compraron todas unas alpargatas rosas y caminaban tan cómodas con sus vestidos de lujo.




Cenamos en un bar que estaba lleno de deliciosas y originales tapas, que habían ganado el premio a la mejor tapa 2015 por su sorpresa de ciervo, un saquito crujiente con ciervo y una buena salsita. Pero, lo que nos pedimos fue milhojas de secreto ibérico con salsa de boletus y presa ibérica en salsa de foie y setas. Muy apetecibles tanto estéticamente cómo al darle el primer bocado. En fin, ya se acabó el fin de semana de relax, ahora a la rutina de nuevo, veremos cual será mi próximo destino. Si queréis saber más, entrar en http://www.lacasitadecabrejas.com



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

  1. que chuleria de sitio me ha encantado el post, un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un sitio idílico, a mi me encantó, es un sitio genial para descansar.

      Eliminar
  2. Que bueno todo y que serenidad ver estas fotos por dios.Bssss

    ResponderEliminar