RSS

Alitas picantes a la miel y premio conóceme


Estas alitas de pollo son una forma sana y agridulce de comerlas. El sabor dulce de la miel contraste genial con el pollo y el chile picante y, al hacerlas al horno, se convierten en una capa crujiente, con la que se te hará la boca agua.

He usado esta miel de mil flores que me vino en el magnífico paquete de Nutrexpa que me enviaron, con mas de 20 cosas diferentes para usar en mis recetas. 





Además me enviaron el paquete con una carta preciosa que son de esas que a uno le animan a seguir adelante con tu blog, porque ves que merece la pena el esfuerzo. Este es el paquete que me enviaron y esta es la deliciosa miel que he usado para mi receta.




Ingredientes para dos personas:

8 alitas de pollo
1/2 brócoli
1 calabacín
soja
zumo de 1limón




Elaboración:

En primer lugar pon el horno a precalentar a 180º. Mientras pones un buen chorro de miel en un cuenco y el zumo de un limón y lo mezclas bien. Luego echa un poco de la pasta de chile.


Remuévelo todo bien para que no queden trozos grandes de chile y de este modo no pique en exceso. Puedes echar la cantidad que quieras, yo puse poco porque no soy muy fan del picante. Aunque con la miel no es demasiado fuerte y el dulzor lo contrarresta muy bien. 


Pica el brócoli en trocitos y el calabacín en láminas mas o menos gruesas. Luego échalas a la sartén con un poco de aceite. Deja que se hagan a fuego medio dando vueltas de vez en cuando.


Salpimienta las alitas a tu gusto. Hazlo tanto por un lado como por el otro.


Luego échalas de una en una al bol donde tenias la mezcla agridulce y las empapas bien.


Colócalas tras pasarlas por la salsa en una bandeja de horno con papel de hornear. 


Déjalas durante unos 20 minutos por un lado hasta que veas que tiene el tono crujiente y dorado que queremos. Lo que queremos es que queden tostaditas y el dulzor de la miel las caramelice, quedando así crujientes por fuera y tiernas por dentro. 




Sigue dando vueltas a las verduras y, cuando estén listas, tienes que echarle un buen chorro de soja por encima. No eches sal o quedarán excesivamente saladas.


Cuando un lado de las alitas haya quedado a tu gusto, pasa a darlas la vuelta y dejarlas otros 20 minutos, todo depende del horno que uses y la rapidez de tu grill.


Emplata las verduras en un lado del plato y las alitas en otro. Como verás las verduras quedan blanditas pero ligeramente crujientes, y con mucho sabor gracias a la soja.




Como verás tienes un plato sano, delicioso y sabroso con un toque de agridulce y picante que te dejará encantado. Además al caramelizarse, la alitas quedan muy crujientes por fuera, ¡pruébalas!





















  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

5 comentarios:

  1. Parece que has hecho esta receta pensando en mí!! Jajaja! Llevo todo el día con antojo de alitas crujientitas y de comidas picantes!!

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Buenisimas niña, eso en mi casa vuela!! Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  3. que buenas se ven estas alitas, umm

    ResponderEliminar
  4. Riquísimas me encantan, receta a copiar!!!
    Bssss

    ResponderEliminar
  5. Qué ricas las alitas de pollo, me encantan.
    Oye! ya me dirás como te envían estos magníficos regalos...

    ResponderEliminar